EL PROPÓLEO

¿Qué es el Propóleo?

El término própolis proviene del griego «pro» (delante, antes) y «polis» (ciudad). El própolis también llamado propóleo, es la resina que las abejas extraen de las plantas para utilizar en la colmena como material de construcción y aislamiento (para desinfectar la colmena, sellar grietas y embalsamar intrusos), así como de protección y defensa frente a las agresiones del medio externo y así protegerla de virus, hongos y bacterias.

El própolis es utilizado en medicina desde los antiguos egipcios que lo usaban para embalsamar momias o los antiguos griegos quienes le daban un uso como desinfectante de heridas y antibiótico para abcesos en la piel.

¿De qué se compone el Propóleo?

Su composición química es compleja y variable. En general, contiene un 50-55% de resinas y bálsamos, además de ceras, aceites volátiles o esenciales, sustancas tánicas, polen y más de 160 compuestos orgánicos, minerales y vitamínicos que resultan asimismo de fundamental importancia en su actividad biológica.

¿Cuáles son sus propiedades?

  • Propiedades antivíricas, (es altamente eficaz contra el virus del «Herpes Simplex»).
  • Propiedades cicatrizantes.
  • Propiedades epitelizantes, (regenerador de la piel).
  • Propiedades inmunoestimulantes.
  • Propiedades analgésicas y anestésicas.
  • Propiedades antiinflamatorias.
  • Propiedades antibióticas.
  • Propiedades antifúngicas y antibacterianas.

.

Por tanto, el abanico de propiedades que esta sustancia nos ofrece es inapreciable:

Por lo general, se usa para tratar afecciones de las vías respiratorias, como catarros, gripe, sinusitis, otitis, laringitis, bronquitis, asma, neumonía, influenza; y de la piel, como herpes simplex, tanto labial como genital, abscesos, aftas, heridas e infecciones bucales, como la gingivitis. También forúnculos, verrugas, grietas, eczemas y herpes zóster.

Algunas formas de uso:

  • Echar 6 gotas de tintura de propóleo en 1/2 vaso pequeño de agua. Con ello, hacer enjuagues y/o gárgaras.
  • Mejor aún: mezclar en agua templada una cucharada de miel, zumo de medio limón y 6 a 10 gotas de propoleo, realizar gárgaras con la mitad del preparado y beber la otra mitad.
  • Beber 1/2 vaso pequeño de agua con 6 gotas de propóleo, dos veces al día, para estimular las defensas y/o en caso de infecciones o inflamaciones.
  • Para gingivitis y problemas bucales, mezclar el propóleo con estracto o infusión de Llantén y caléndula y realizar enjuagues bucales.

Sin comentarios.

Deja un comentario

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

*

Desarrollado por REIO. Todos los derechos reservados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies